Opinión

Prisa por tardar

Es tiempo de perder el presente para ganar un futuro colectivo. Tiempo de no hacer política con las tripas, ni siquiera sólo con el corazón, sino con la cabeza. Cuando escribí el libro Economía e Innovación (California, 1992), mientras trabajaba en Extensión de la Universidad de Berkeley (CA), me fijé en la importancia de aquellos que quieren cambiar el mundo.

Leer más..

Refutación de la tibieza

Cuando se sube el primer escalón de la estupidez, nunca se sabe dónde va a terminar la escalera. La primera causa determinante, el primer peldaño, no radica en las reivindicaciones soberanistas del nacionalismo periférico, sino en la debilidad y tibieza, apatía o incultura, de los gobernantes de una nación que no están a la altura de su historia y de su determinación política.

Leer más..

Madrid, kilómetro cero en la restauración de la decencia

La caída de Ana Mato del Ministerio de Sanidad, obligada por su implicación en la trama Gürtel, coloca el último ladrillo en el muro que se ha venido construyendo en los últimos años entre una determinada manera de hacer política y los ciudadanos. No es, fundamentalmente, el momento de reproches, ni de que ningún partido se lance al cuello del otro. Es la hora de la decencia, de la restauración de la moralidad y la ética en la actividad pública, un proceso que no tiene marcha atrás.

Leer más..

Desempleo

¿Quién cree que un país va a prosperar teniendo a una cuarta parte de su población desempleada?, ¿quién piensa que somos capaces de avanzar cuando muchos de los que quieren y pueden trabajar no encuentran donde?

Leer más..

Ya noto la sal

Decía José Luis Sampedro, "mi vida es como un río que ya está casi llegando al mar... ya noto la sal". Se nos ha ido un maestro, catedrático y director del que fuera mi departamento, un hombre más grande que su propio tiempo que hizo de la Economía un sueño.

Leer más..

Corrupción

No es un hecho aislado. No se trata de episodios de cuatro corruptos de andar por casa. La corrupción forma parte del sistema y se ha instalado entre nosotros. Aflora de vez en cuando y, a la larga, nadie le pone remedio a pesar de la urgencia de la necrosis.

Leer más..

Participaciones preferentes

Las participaciones preferentes son valores perpetuos de los que se obtienen grandes rentabilidades siempre y cuando la institución financiera obtenga beneficio. Una recomendación del hombre o mujer que vela por nuestros ahorros, el director de nuestra sucursal, que nos ha animado encarecidamente a guardar nuestro pequeño capital en estos instrumentos financieros que ahora han resultado ser lo que no eran.

Leer más..
Suscribirse a este RSS

Log in